Publicidad

Mi primo el alcahuete

Esta historia me ocurrió hace medio año aproximadamente. La verdad es que comparada a los grandes relatos que he leído por aquí puede parecer algo insignificante pero a mí es algo que realmente me gusta mucho recordar.
Yo tengo y tenia por aquel entonces novia desde hacia casi tres años, y una tarde me llamó mi primo al móvil para contarme que estaba en Internet en un chat y hablando con una chica se estaba haciendo pasar por mi, a lo que me dio su nick y su móvil para que la llamara, y después de preguntarle a mi primo como había ido la conversación con ella para no preguntarle cosas que ya le había dicho a él y como supuestamente el era yo, se podría descubrir el pastel.
Total que me dispuse a llamarla y me entusiasmo su voz era una voz muy dulce que me atraía mucho. Ese día estuvimos hablando durante mas de una hora, y así estuvimos un par de días más en los que siempre solían salir temas picantes como de que nos gustábamos por teléfono mutuamente, descripciones (a fondo) y en como nos comportaríamos en determinadas situaciones, o como nos gusta ser tratados y tratar a la otra persona en la cama.
Pues si todo esto fue al principio de la semana, solo durante el transcurso de la misma habíamos tenido sexo telefónico en un par de ocasiones y ya habíamos quedado en conocernos ese mismo viernes en una cuidad intermedia entre la de ella y la mía. Yo no tenia carné de conducir todavía por aquel entonces así que intenté recurrir a mi primo (el que organizó todo el embolao) para que me llevara a la cita. Por motivos laborales y a ultima hora me dijo que no podía llevarme y casi ya cuando tenia que estar de camino me dispuse a buscar a un amigo para poder llegar a mi encuentro.
Al final conseguí llegar al encuentro, una hora tarde de lo previsto y allí estaba ella, la reconocí por la matricula de su coche principalmente, despedimos ambos a mi amigo y nos quedamos los dos solos.
Nos metimos en su coche y nada mas entrar, me dijo que me acercara y me dio en gran beso que no me esperaba. Eso además de sorprenderme me gustó, por que ya habíamos acordado por teléfono que si yo le gustaba ella misma haría que me diera cuenta, puesto que tomaría la iniciativa, y lo hizo. Por lo visto le gusté. Yo mido 1´80 peso 73 Kg., tengo ojos color miel muy grandes y el pelo rubio ceniza, y según algunas chicas (no todas) tengo un buen culo, pero eso ya lo dejo a la opinion de cada una por que para gustos no hay nada escrito. Ella también era bastante alta, un tanto rellenita pero bastante bien proporcionada, un pecho enorme (una talla 100 o mas), un buen culo, labios carnosos y muy sensuales, y unos ojos muy atrayentes por la manera en que los tenia pintados y la belleza de ellos propios.
Después con el coche de ella, nos fuimos a buscar un sitio un tanto tranquilo para hablar hasta la hora de cenar, y nos quedamos aparcados de cara a la playa en un paseo, una vez allí nos volvimos a besar, además ella jugaba con un arito que tenia en una uña a modo de piercing que me excitaba bastante que lo rodara por mi espalda y otras zonas de mi cuerpo.
Estuvimos un rato así en el coche besándonos y hablando, mas besándonos que hablando puesto que hablar ya lo habíamos hecho por teléfono varias veces y lo besarnos entre nosotros era algo nuevo. En alguna de las ocasiones en que nos estábamos besando y acariciando, a ella se le escapaba la mano hacia mi paquete y me lo acariciaba por el encima del pantalón consiguiendo de esta manera aumentar su tamaño de manera considerable.
Después de esto yo le propuse salir un rato a dar una vuelta por el puerto que lo teníamos justo al lado de donde estábamos nosotros aparcados, y eso hicimos. Por supuesto en este paseo no cesaron las caricias y los besos, ni paraba de rodar el arito de su dedo por la parte central de mi culo buscando la parte delantera, la cual cosa me excitaba mucho.
Durante el paseo vimos cerca un burger king y decidimos cenar ahí, así que paseando volvimos al coche para coger algunas cosas que ella se había dejado ahí y nos volvimos al burger king a cenar.
No recuerdo exactamente que es lo que pedimos pero lo que no se me olvida es que después de haber cenado a ella le apeteció un helado de postre y se bajo a comprárselo, helado que se encargó ella misma de restregarme por los labios para comérselo ella ahí mismo y directamente de su boca, era una escena muy erótica y excitante pero que a la vez me incomodaba mucho, por que estando por ahí paseando con esta chica y cenando con ella y por decirlo de una manera dejarme ver en lugares públicos, me incomodaba y ponía bastante nervioso, y no conseguía quitarme de la cabeza a mi novia.
Después de comerse el helado de mi boca nos fuimos de nuevo a su coche pero ahora en busca de un lugar tranquilo donde ella decía haber ido anteriormente con una amiga, cosa que no conseguimos por que solo había ido una vez, en la que condujo su amiga y además ya hacia tiempo de eso, así que no se acordaba pero cuando nos disponíamos a dar media vuelta y buscar otro sitio, encontramos un camino que llevaba a una playa prácticamente desierta, si no fuera por que allí ya habían varios coches por lo visto con la misma intención que llevábamos nosotros.
Ella aparco justo en la entrada de la playa por donde pasaban todos los coches y además estaba más iluminado por las luces de las casas cercanas. Mantuvimos el motor encendido para permanecer calientes con la calefacción del coche, empezamos a besarnos y al poco ella me propuso pasar al asiento trasero al cual yo tenia que acceder por su lado por que mi puerta esta rota. así que lo hicimos nos pasamos detrás y continuamos con los besos pero por muy poco tiempo.
Sin yo decir ni hacer nada ella seguía llevando la iniciativa del juego, y empezó a desnudarse, se quito la camisa, y los zapatos, a lo que le siguieron los pantalones.
Ella me pidió que me quitara los pantalones, y lo hice, y después de eso me propuso que me quitara los calzoncillos a lo que yo conteste con otra propuesta, la de quitármelos ella a mi. Cosa que hizo sin dudarlo un segundo, y cuando descubrió lo que el calzoncillo escondía, dijo en una frase de asombro:
Wow, no mentías con lo que del tamaño cuando me lo contabas por teléfono!!!! – yo contesté
Pues eso que aun no ha crecido todo lo que tenia que crecer!
Quieres decir que aun crece mas???
Si un poco!!
A lo que ella contestó con una picara sonrisa y se abalanzó sobre ella como queriendo comprobar que eso era cierto, y ver como sabia. Hubo un momento en que yo no podía más y estaba a punto de correrme, así que la aparté, ella me pregunto si iba a correrme, cosa que no contesté, solo le dije que quería comérselo a ella, así que se quito el tanga y apareció ese coño depilado como ella me había contado por teléfono que lo tenia, que era prácticamente lo que mas me atraía de este encuentro esporádico, lo tenia totalmente depilado por la zona de los labios y en el pubis solo una delicada línea de pelo que le quedaba de infarto.
Empecé a comérselo, cuando bajé ya estaba un poco mojada pero al notar mi lengua fue todo una cascada de jugos que iban y venían al compás que marcaban sus gemidos de placer. Tenia un clítoris grande, muy fácil de encontrar y aun mas fácil de satisfacer, al cual me abalanzaba haciéndole estremecer en cada lametazo, hubo un momento en el que me pidió que lo hiciera mas despacio que no podía más, quise meterle un dedo o dos pero me dijo que no lo hiciera por que si no después no seria capaz de acostarse conmigo.
Prácticamente después de eso me recostó en el asiento del conche apoyado sobre la puerta y después de ponerme ella el preservativo con la boca, se coloco mi polla en su estrecho, mojado y caliente coño deseosa de ser follada. Empezó a moverse, primero despacito dejando entrar suavemente la totalidad de mi miembro, que para ella se le hacia algo interminable, se la veía gozando mucho y ni si quiera había acabado de entrar toda mi verga en ella, supongo que lo que pensaría ella en ese momento es que no llegaba nunca al final.
Finalmente y después de conseguir metersela toda ya estaba como loco moviéndose mas rápidamente y lanzando gritos tipo, -joder no mentías..!!!!!! que polla tienes!!!!- y cosas así diciendo también esas cosas que nos gusta oir a todos los tíos mientras que realizamos el acto sexual, cosas tipo, - que bueno eres...... que bien follas..... que gusto me das......!!!!!!- y es que no hay nada que mas excite a un hombre que el ver como se excita una mujer.
Ella acabo viniéndose en un largo orgasmo pero yo no había acabado, así que la cogí y la recosté yo en el asiento del coche, esta vez mandaba yo, me faltaba poco por correrme y ella estaba agotada, así que sin quererle hacer esperar mucho empecé a moverme rápidamente mientras le tocaba para excitarme aun mas, al poco tiempo me corrí, y no puedo decirlo con seguridad, pero creo que en el momento que yo me corrí lo hice mientras que ella se corria por segunda vez, y que casi pude notar sus espasmos, los cuales me ayudaron a tener lo que hasta ese momento fue una de las mejores corridas y experiencias sexuales que he tenido.
Y así, de esta manera me quede después de correrme, que quede con mi polla dentro de que aquel chochito, y encima de ella mientras me acariciaba ella a mi casi nos dormimos desnudos allí mismo en medio de la playa, y con el preservativo puesto y la polla dentro.
Al cabo de un rato y cuando ya estaba mi polla del todo flácida, la saque y me quité el preservativo, y de nuevo empezamos a tocarnos los dos, mas ella a mi que no yo a ella, por que decía que tenia ya el coño dolorido y que no podía más que la había reventado, así que empezó a masturbarme y a chuparme la polla, conseguí empalmarme con un poco de dificultad al principio, y aunque ella lo intento durante un largo rato y de varias maneras (que me volviera a correr) no lo consiguió, me chupaba, y me masturbaba mojándome la polla con su saliva pero aunque en algún momento no me faltó demasiado, finalmente no me corrí y adopte la posición que tenia anteriormente, recostado sobre ella.
Finalmente y después de un largo rato decidimos vestirnos y me llevo a mi casa, al dejarme un largo beso y ella se fue a su ciudad. Yo me fui a buscar al amigo que me llevo a mi encuentro para contarle lo ocurrido, nos quedamos un rato mas de marcha por ahí con una ex novia suya y unas amigas de ella intentando algo, pero al final sin éxito, así que ya casi por la mañana nos fuimos a casa y dormir y pensar en todo lo que había ocurrido.
Una cosa si es cierta, que a pesar de que fui infiel y disfrute de mi aventura, prácticamente en ningún momento deje de pensar en mi novia, lo que me hace llegar a la conclusión de que me gusta mas follar con ella que con la protagonista de mi aventura.
Si eres chica y te a gustado mi historia, por favor no dudes en decírmelo, (también me atrae el exhibicionismo de manera mas discreta, así que si quieres podemos compartir algunas fotos) espero vuestros mail. Gracias por leerme!!!!


Deja tus comentarios: