Publicidad

Muchos gritos

En una noche muy sana quien como yo el angel tendria una muchacha tan loca como es mi amor que gritaba y gritaba en un hostal mientras la penetraba de todas maneras en el piso de la alcoba en el baño mientras los demas me escuchaban a mi que mierda me importaba mientras se la chupaba y ella a mi tambien con mucho carisma y un buen gusto sabia que cualquier mujer que se acostara conmigo no se cansaria del sexo con migo por ser de durar y cachar bien y chuparla con ganas bye


Deja tus comentarios: