Publicidad

Monja putita

Hola mi nombre es Mike Byron Logan y soy escritor de todo relatos, desde adolescente he tenido contacto sexual con muchas personas y gracias a todas ellas tengo una mente que crea hambientes eróticos en cualquier situación utilizando la fantasia como factor que lleva mas halla del placer humano transportandote a situaciones con personas que jamas creiste coger. Si a alguien le gusta mis relatos pueden escribirme y con gusto creare un relato de untedes con migo, o ustedes en un mundo de sexo y fantasia.

Este relato es sobre algo que paso hace poco tiempo:

Era sabado por la mañana y mi abuela me obligaba a ir a clases de catecismo, lo cual no me agradaba nada pues yo no era un santo, al contrario todo el dia pensaba en coger y las mujeres exuberantes de buenas tetas me volvían loco, eso es otro tip malo de la iglesia que todas las monjas son viejas feas y sin cuerpo. Pero este dia no, este dia conoceria a la monjita mas bella que halla visto.

Al llegar al aula nos avisaron que el ovispo se reporto enfermo y que una monjita nueva nos iba a dar la clase, mientras esperábamos yo no dejaba de verle las piernas a mi prima, que luego contare una historia veridica sobre ella.

Por fin aparecio aquella monjita hermosa con su tunica y su turbante, aunque cargaba toda esa ropa se le podia apreciar sus enormes pechos y su gran trasero. Comenzo a dar la clase cuando yo me imagine que sabroso seria cogermela. Cuando termino la clase yo me escondi detrás de la mesa, no me hiba a conformar con una chaqueta, ella ya se iba y entonces le hable y para hacer conversación le dije que no habia entendido nada de lo que dijo en clase, ella se ofrecio a explicarme de nuevo mientras lo hacia yo solo miraba sus tetas, cuendo ella halzo la vista me pregunto:

-Que miras?

-Solo tus enormes y hermosos pechos.

Se levanto y se quizo ir pero yo la tome de la cintura y la bese.

-Como te atreves, soy una monja y debo ser pura.

-Oh lo siento me deje llevar por mis instintos perdona mi ofensa es que eres tan linda que me dieron ganas de gogerte.

Ella se calmo y platicamos unos minutos de ella, y le pregunte que porque era una monja siendo tan bella y por que no me acuso. Ella solo dijo:

-Te gustan mis pechos?

-Si claro, son muy bellos y muy grandes.

-Pues yo nunca he tenido contacto alguno con un hombre y para serte sincera me exite cuando me dijiste lo de los senos y cuando me besaste, ademas no puedo dejar de notar que tu pene aun sigue erecto y que crece aun mas.

-Me estabas viendo el...

-Me gustaria si me lo mostraras, solo para verlo y conocerlo.

-Con gusto.

Me baje los pantalones junto con el boxer y me deje caer en la silla para que se notara mucho mi verga, ella se sorprendio tanto que casi llora lo que me éxito y me hizo crecer mas y mas, lo cual ella no podia creer.

-Dios mio , es muy grande...

-Gracias, te gusta?

-Snta. Virgen de Guadalupe, es muy grande...y hermoso, es bellísimo, nunca crei que fuera tan increíble.

Al parecer estaba muy sorprendida por mi miembro que decidi que era una buena jugarreta que llevaria a una cogida fenomenal, pero antes de que yo dijera algo ella se me adelanto:

-Puedo tocarlo?

-Oh si claro

Ella comenzo a tocarlo de arriba debajo de abajo a arriba, masajeo los huevos y la cabeza de mi pene. Lo cual casi me vuelve loco.

-Esta duro y calientito, como una salchicha, ademas huele muy chistoso.

Aproveche la ocasión y le dije:

-Y tambien sabe muy sabroso, vamos pruébalo

-Pero yo no lose

-Solo metetelo a la boca y lamelo sin morderlo como si fuera una paleta

-Como una paleta?

-Si

-Esta bien lo hare por ti y por este hermoso pene.

Ella comenzo a mamarlo mientras yo le tocaba sus pechos y endurecia sus pesones, comenzo a mamarlo mas rapido y casi termino pero la detuve a tiempo y la suvi a la silla y le abri las piernas.

-Ahora te va a tocar el gran señor

Después de eso la penetre y ella se dejo llevar por la lujuria que invadia nuestros cuerpos y nos poseia de manera inconsiente , la pasión fue tanta que termino ella en un orgasmo múltiple que le duro una eternidad.

Saque mi verga y le dije que rezara por la leche, ella junto sus palmas y rezo frente a mi pene lo cual me hizo estallar y bañarla en mis leches alo que ella levanto los brazos y grito muy fuerte:

-Gloria¡¡¡¡¡¡¡¡

Después tuve que marcharme a mi caza y regreze el otro sabado pero ella no estaba, la habian transferido de madre superiora en otra Iglesia. Mepuse algo triste porque no volveria a ver a mi monjita putita, y decidi irme a casa algo treiste pero algo me hizo recordar y me dije a mi mismo:

-Perate cabron aun queda la puta de tu prima, a huevo¡¡¡¡¡¡¡¡¡


Deja tus comentarios: